La Nochebuena: Más que una flor de Navidad

Si existe un símbolo que nos recuerde con más fuerza las festividades Decembrinas este definitivamente es el de la flor de Nochebuena, ya que está con sus hermosos colores rojo y verde, alegra y embellece las decoraciones propias de la temporada. Sin embargo la Nochebuena es algo más que una simple flor: ¿Sabías que es de origen orgullosamente mexicano? Efectivamente, esta ya mundialmente famosa flor es 100% mexicana y sus orígenes vienen desde la época prehispánica en la que los aztecas la utilizaban en los rituales de sacrificio para simbolizar la sangre que se derramaba en los mismos, las cuales eran dadas en ofrendas al Sol. Además eran un símbolo de renovación de vida para los guerreros muertos en batalla, ya que se creía que estos regresaban en forma de colibríes a beber la miel de la flor.

Se sabe también que se utilizaba para aumentar la leche materna de las nodrizas, como un efectivo depilatrio y para teñir cueros y algunos textiles. Su nombre científico es el de Euphorbia Pulcherrima aunque en México se le denomina en náhuatl “Cuetlaxóchtil” que significa “flor que se marchita”. La razón por la cual ahora la conocemos como flor de nochebuena es por los españoles que se percataron que florecía durante el mes de Diciembre y durante el siglo XVII, los frailes Franciscanos comenzaron a usarlas como una forma de atenuar las tradiciones indígenas para integrarlas a las nuevas costumbres católicas.

Y aunque ahora se le puede encontrar en casi cualquier parte del mundo adornando los mas bellos edificios e iglesias, en México su área de mayor cultivo es en el estado de Morelos, aunque en estado silvestre se le puede también encontrar en Guerrero, Chiapas y Oaxaca. En estado silvestre la Nochebuena puede llegar a alcanzar una altura de hasta 6 metros. Normalmente sus pétalos son de color rojo, aunque ahora se han creado otras variantes que van del blanco a hermosas combinaciones del rojo y blanco como rosas pálidos manchadas de blanco.

Ahora bien, conociendo ya el muy fascinante origen de esta mexicana y tradicional flor, lo siguiente es saber como hacer para que al tenerla en nuestras casas nos dure el mayor tiempo posible. Sus cuidados son en sí mínimos, ya que con darle agua cada tercer día sin reahogarla, ya que sus delicadas raíces pueden pudrirse, además de no exponerla directamente a los rayos solares, son más que suficiente para conservarla por bastantes semanas, incluso todo el año si se le cuida adecuadamente.

Como ves, la nochebuena es más que una simple flor o arbusto como se le conoce de manera científica, porque su origen además de ser de mexicano, nos cuenta una historia que muestra otra faceta que quizás para algunos era desconocida. Así que ya sabes, cuando adornes tu casa con esta bella planta ten en mente que se remonta a un pasado en que era usada con otros fines bastante diferentes de los cuales se le da ahora. ¿Te pareció interesante? Te  invitamos a que nos sigas visitando a este tu espacio familiar, y a que nos cuentes porque te gusta la Nochebuena y si sabes de otro dato curioso acerca de ella. Y mientras nos despedimos deseándoles un excelente inicio de semana a cada uno de ustedes, esperando que este mes de Diciembre se llene de gratas experiencias para todos y que puedan compartirlas con los amigos y más importante aún: la familia. Salute! 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: