Archive for 22 septiembre 2011

5 Buenas Ideas Para… Poner en práctica a la hora de cocinar.

Hace poco leí esta frase, la cual me pareció graciosa y a la vez muy cierta: “Comer es placer de los dioses… pero cocinar es trabajo de los mortales.” ¿Te suena familiar? Es cierto, ya que tristemente no a todos se nos da el estar en la cocina, menos aún, el saber que preparar de comer cada día a quienes viven con nosotros, y que sea al menos digerible. Sin embargo y por otro lado, están quienes a los que cocinar les parece lo más simple de la vida, y que se dan vuelo haciendo platillos dignos de cualquier chef internacional. Pero, seamos sinceros este último grupo es bastante reducido y aunque uno reconoce con algo de envidia, a quienes han sido bendecidos con esa habilidad, seguimos estando los que una ayudadita o tips no nos vendría nada mal a la hora de cocinar. Así que el propósito de hoy en esta serie de “5 buenas ideas para”, es compartir contigo querido lector unas cuantas y sencillas ideas para hacer de tu hora de cocinar algo agradable y quizás (porque no) con la posibilidad de llegar a tomarle gusto.

Les advierto de una vez que este post no es ni mucho menos un compendio de recetas de cocina, o un curso express para aprender a cocinar, más bien son 5 tips (Tal vez mas) que yo misma he probado, y que me han ayudado (y espero que a ustedes también) muchísimo a la hora de estar ante la famosa disyuntiva: “¿Y que hago de comer?”. Cómo adición también comparto algunos secretos de cocina. Salute!

1. ¿Te gustaría comer avena pero su sabor y consistencia te desaniman a probarla? Yo tengo 3 maneras de usarla y sin pasar por el suplicio de su sabor: a) En licuados de fruta como mango, fresa, plátano etc. agrega una o dos cucharadas de avena a la licuadora junto con la leche y veras como su sabor no se percibe tanto. b) Cuando le prepares hot cakes a tu familia, a la mezcla agrégale dos o tres cucharadas de avena, es una forma saludable de hacerlos. c) Cuando hago milanesas de pollo, al pan empanizado le agrego también avena (yo la muelo previamente en la licuadora) y les aseguro que les da un sabor diferente y exquisito.

 2. Una manera diferente, rápida y deliciosa de preparar pescado: Si cuentas con una sarten u olla profunda y de material resistente coloca papel aluminio en el fondo de la misma y coloca los filetes del pescado de tu preferencia, sal pimientalos, báñalos con un chorrito de aceite de oliva y ponles también algo de hierbas finas secas o perejil seco encima, luego pon rebanadas de limón y naranja sobre el pescado (también puedes ponerlos debajo de los filetes) cubre con más papel aluminio y tapa tu sarten u olla, déjalos así alrededor de unos 20 minutos sobre la estufa y ¡Listo! un rico pescado a los cítricos.

3. ¿Les ha sucedido que en ocasiones les llegan visitas no esperadas y no hay nada que ofrecerles? Una buena idea y que es maravillosamente fácil de preparar (si son de tu gusto claro) son lo champiñones, los cuales puedes ofrecer como quesadillas a tus invitados o quizás como una comida rápida para tu familia. He aquí la receta: En una sarten con tantito aceite de olivo pones a freir 1/2 kg de champiñones lavados, desinfectados y rebanados, les agregas cebolla fileteada o picada, epazote o cilantro picado y si te sientes muy valiente un jalapeño picado, lo guisas todo bien unos 10 o 15 minutos, lo sazonas con sal al gusto y ¡Listo! sencillo, ecónomico y delicioso.

4. Siempre he pensado que el menor numero de comida procesada que se tenga en la alacena es señal que nos inclinamos por los alimentos naturales y sanos, pero lamentablemente y a causa de lo saturadas de nuestras vidas diarias, es casi imposible el no tener alguna que otra a la mano. Sin embargo, una buena salsa de tomate preparada en casa para un espagueti o algún guisado siempre será un excelente aliado. Una receta super sencilla que yo hago es esta: hierves en agua 4 o 5 jitomates, cuando ya estén les quitas la piel y si quieres las semillas, los licuas agregándole sal y pimienta al gusto, sofríes en tantito aceite de oliva lo licuado y rectificas la sazón. Deja enfriar y en frascos de vidrio limpios y vacíos que tengas los rellenas y tapas, lo refrigeras y lo usas antes de una semana. Veras como su sabor es muy diferente a las salsas de tomates empaquetadas.

5. Una buena cocina equipada siempre ayuda mucho a la hora de cocinar, así que en lo que te sea posible hazte de tus pequeños enseres, y veras como se volverán en una verdadera inversión en la que valió la pena gastar. Te recomiendo ampliamente un buen sarten wok ya que en el se pueden realizar infinidad de platillos y de una manera más sana. También un buen cuchillo para cortar, picar, rebanar, etc. es una bendición, pregunta por los que usan generalmente los chefs, veras como te encantará usarlo. Existen en el mercado una baterías hechas de material grueso y resistente con las cuales se pueden hasta hornear pasteles, yo tengo una que compre hace muchos años y sigue impecable, y aunque gaste bastante en ella, valió la pena ya que he podido realizar guisos deliciosos y sin casi nada o nada de aceite. No es necesario que compres toda la batería, con una sola pieza de buen tamaño veras que es más que suficiente.

Definitivamente en lo que a la cocina se refiere, el limite es nuestra imaginación y aunque muy generalmente esta escasea a la hora de prepararla, se que con algo de paciencia se le puede llegar a tomar cariño. Espero sinceramente les sirvan estas pequeñas ideas, y te invito a que si tu tienes alguna que quieras compartir, lo hagas para así ampliar este pequeño compendio, porque creo de todo corazón que siempre tenemos algún as escondido bajo la manga, y que nos a salvado muchas veces a la hora de cocinar. Les deseo un grandioso día y nos seguimos leyendo. Salute!

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: