Posts Tagged ‘felicidad’

Para morirse de risa

¿Cuándo fue la última vez que recuerdas haberte reído tan fuerte y tan compulsivamente que literalmente “lloraste” de la risa? ¿Y cuándo fue la última vez que mantuviste tu ceño fruncido a causa del tráfico, el trabajo y los problemas de tu vida diaria? Es curioso ver como desperdiciamos más tiempo enojados durante nuestro ya de por sí corto día, y lo poco que llegamos a mostrarnos sonrientes o dispuestos a reírnos de lo que nos sucede o rodea. Y es que reírse tiene su chiste.

Según Wikipedia, “reír es una respuesta biológica producida por el organismo como respuesta a determinados estímulos”. ¡Y vaya que muy pocas veces los encontramos!, ya que debido a los altos índices de estrés con los que tenemos diariamente que lidiar, nos vamos inconsciente o conscientemente inhibiendo a poder entrar al fantástico mundo de la risa.

Una buena definición dada a la risa fue la que emitió el neurobiólogo Robert Provine y que dice que “la risa es un balbuceo lúdico, instintivo, contagioso, estereotipado y de control subconsciente (o involuntario) que raramente se produce en soledad”. Dicho de otro modo, casi nadie se ríe solo, ya que al reirnos junto a los amigos u otro grupo de personas desencadenamos una gran y contagiosa oleada de risa con la cual empezamos a comunicarnos.

Así es, la risa es nuestra más primitiva y primaria forma de expresarnos sin utilizar palabras, ya que es a partir de los 4 meses de nacidos que empezamos a comunicarnos con quienes nos rodean, y que indica sin lugar a dudas lo felices que nos sentimos. Incluso se han hecho investigaciones donde se descubrió que chimpancés y orangutanes también utilizan la risa como medio para mostrar su felicidad.

Reír no cuesta mucho, no tiene efectos negativos y si nos brinda la oportunidad de compartirla, contagiarla y que nos haga sentirnos mejor ya que al reír liberamos endorfinas. Así que hoy en lugar de poner mala cara, mejor ríete o sino al menos da la mejor de tus sonrisas, la cual no requiere de mucho esfuerzo y si alienta de manera positiva nuestros sentimientos.

Y si lo dicho no te convence te regalo los siguientes datos: Un niño de entre 7 y 10 años ríe al menos 300 veces en un día mientras que un adulto mayor lo hace menos de 80 veces. Reír se ha comprobado trae los siguientes beneficios: Reduce el estrés, aumenta la producción de anticuerpos, reduce el colesterol en la sangre y regula la presión sanguínea, nos libera del temor y la angustia, mejora nuestra digestión y evita el estreñimiento, pero lo mejor y más importante: nos hace sentir plenos y felices frente a las adversidades. Así que la pregunta es ¿Hoy ya sonreíste? Y no olviden que recibimos siempre con gusto sus comentarios y sugerencias. Que tengan un gran día. Salute!

Vivir con sentido: La dimensión de la inteligencia espiritual

En el post anterior veíamos las bases y razones por las cuales tanto la inteligencia emocional como la espiritual le daban a cada ser humano una herramienta tanto para saber manejar sus sentimientos y emociones, como el de poder darle un sentido a su existencia, ayudandole a poder conectar más profundamente con si mismo y con quienes le rodean, expresándolo más allá de la manifestación misma de sus emociones básicas.

En este sentido la inteligencia espiritual nos otorga medios con los que pensábamos no contábamos o que no les concedimos la importancia que en realidad tienen, y que puede llegar a darnos si la sabemos poner en practica en nuestro diario vivir.

Y es que vivir a través de la inteligencia espiritual es más sencillo de lo que en realidad se lee, ya que a veces la ponemos en acción sin siquiera darnos cuenta. ¿Puedes recordar algún momento en que estando caminando a la orilla de una playa o en medio de un bosque te has preguntado por el sentido mismo de tu vida, para que estas aquí, cuales son tus propósitos en la vida, hacia donde te diriges? O quizás haya personas que estando en medio del tráfico vehicular agobiante del día, se abstraen del mismo, tomando distancia y visualizandose de tal manera que no permiten que sea robada su paz interior y dominando sus emociones. Eso es precisamente la inteligencia espiritual en pleno desarrollo.

Como mencionábamos también en el post anterior, se requiere de un equilibrio para lograr la armonía tanto física como racional, así como el manejo de las emociones de una manera inteligente en nuestro diario vivir, sin embargo ahora es importante agregar también nuestra inteligencia espiritual para una sana integración de todo nuestro ser. Y esta se logra cuando vivimos con más intensidad tanto las experiencias de nuestra jornada, como el sencillo gozo de estar vivos y compartir ese gozo con los demás.

La inteligencia espiritual nos faculta para gozar plenamente de todos los instantes, de cada experiencia, de cada abrazo, de cada olor, de todo cuanto sucede a nuestro alrededor, permitiéndonos además acceder a significados más profundos, como el sentido mismo de nuestra existencia y lo que nos motiva a vivirla a plenitud.

La inteligencia espiritual igualmente nos capacita para saber utilizar los recursos espirituales que se nos presentan, y poder solucionar así problemas de la vida diaria, aprender ha comportarnos de un modo virtuoso y asumir las responsabilidades que nos correspondan. Independientemente de que seas o no una persona religiosa, la inteligencia espiritual nos a sido dada como un don por el simple hecho de estar en este mundo, al cual en ocasiones y a causa de las múltiples tareas que nos son impuestas, le damos poco tiempo para profundizar su sentido, y el propósito por el cual estamos en él.

Una excelente manera de poner manos a la obra nuestra inteligencia espiritual es a través de darnos tiempos para estar en soledad y silencio. Ya que estos dos son los dos medios perfectos para lograr armonizar tanto los silencios externos como los internos, y poder así desconectarnos de una manera saludable del ruido y la rutina que nos absorben diariamente, llegando solamente a tener como meta la trascendencia misma de nuestra alma.

Al llevar a cabo este sencillo ejercicio veremos como no solo nuestro ser es tocado, sino que además nuestros pensamientos, nuestras ideas, nuestros sueños, nuestras relaciones son llevados a otro nivel, en el cual trataremos de dar lo mejor de nosotros, buscando en cada unión no solo las diferencias, sino las virtudes mismas que nos unen, llevándonos a mejorarlas. 

Si estas en la búsqueda de esta perfección, si estás cansado de vivir solo a través de los placeres materiales, entonces estás dando los primeros pasos en tu inteligencia espiritual, la cual causará una verdadera revolución, abriéndote nuevos caminos hacia una nueva manera de vivir y de encontrar no solo la felicidad personal, sino la de quienes amamos. 

Como siempre les deseo un grandioso día y no olviden que el amor más grande es el que viene de nuestras familias. Salute!

Las Endorfinas: Las hormonas de la felicidad

Los Péptidos Opioides mejor conocidos como endorfinas, son neurotransmisores producidos por el sistema nervioso central como moduladores del dolor, reproducción, temperatura corporal y el hambre. Su nombre se deriva de que producen los mismos efectos analgésicos del opio, lo cual hace que se manejen mejor los sentimientos de cansancio, dolor y ansiedad al liberarlas a través de actividades físicas como el ejercicio.

Estas pequeñas proteínas al ser estimuladas y secretadas por una glándula que se ubica en la base del cerebro, producen un efecto sedante muy similar al de la morfina, un opoide exógeno bastante conocido por tener las mismas propiedades y que se administra a través de inyecciones al organismo. Lo cual hace de la endorfina una droga no dañina y de libre acceso, ya que somos nosotros mismos los que la producimos.

Las endorfinas pueden ser secretadas a través del ejercicio de resistencia  regular, las relaciones sexuales, escuchando música melódica, bailando vigorosamente y en situaciones que provoquen un alto grado de estrés emocional. Al termino de estás actividades se ha encontrado que los niveles depresivos bajan, y a su vez  mejora nuestro estado anímico y sube significativamente el de autoestima.

Pero no solo por la liberación de endorfinas es que debemos practicar diariamente ejercicio, ya que al hacerlo de manera regular, disminuimos nuestras probabilidades de enfermedades cardiovasculares, de diabetes, presión arterial alta y obesidad. Las endorfinas son solo parte del gran beneficio de tener nuestro cuerpo sano y en forma, dándonos la oportunidad de tener un estilo de vida fuera de nuestras vidas saturadas y ajetreadas, lo cual a la larga nos llevará a ser menos propensos a padecer estas enfermedades crónicas, que nos podrían incluso costar la vida.

Busca maneras de ponerte activo y encontraras que las endorfinas son solo el principio para estar siempre con el ánimo al 100% , ya que esta es una de las pocas cosas que encontramos gratis y que se nos otorgan sin necesidad de medicamentos o terapias psicológicas.  Aquí dejo links de las fuentes consultadas. Que tengan un gran día y Salute!

http://es.wikipedia.org/wiki/P%C3%A9ptido_opioide

http://endorfina.bligoo.com/content/view/52691/Que-son-las-Endorfinas.html

A %d blogueros les gusta esto: