Posts Tagged ‘hijos’

Simplificar Finanzas Siendo Realista con mi Presupuesto

Es un hecho: Decir que planificar finanzas es solamente tener que hacer por escrito un presupuesto mensual, son meras palabras. Díganmelo a mi, personalmente me consideró una persona muy meticulosa en esa área, y sin embargo, mes con mes descubro con horror que por alguna razón “desconocida” gaste más de lo que planeé en nuestro presupuesto familiar. Ni yo misma me lo explico, porqué ¿Cómo entonces llegó a pasar que por ejemplo al final de un mes me pase por mas de $2,000.00? ¿En que gastamos de más si llevo de manera muy cuidadosa cada compra? ¡Vaya uno a saber! Lo que es un hecho es que a veces por más que uno se planifique, al final resulta que por alguna razón se nos va la mano.

Y no que uno no quiera, ni se esfuerce en lo posible por ahorrar, pero es cierto también que, a muchos nos gusta la buena vida, y darnos de ves en cuando ciertas, como decirlo, “permisiones”, sobre todo cuando sabemos que nuestra cuenta bancaria esta recién llenada con los pagos recibidos durante las quincenas, lo cual nos hacé sentirnos “poderosos” y caer en la tentación de darnos la oportunidad de gastar en ciertos “lujitos” que en otros casos los veríamos como totalmente innecesarios. Como por ejemplo, un fin de semana llendonos a comer a algún restaurante o comprarnos ese delicioso Frapuccino Latte Cajeta de Starbucks que tanto nos encanta, ya que total, por una vez no pasa nada, o al menos eso queremos creer.

La dura realidad llega cuando al hacer las cuentas, estas no cuadran, y entonces viene la pregunta que tanto nos atormenta ¿Pues en que gastamos de más? Y si eso ya es en si una dura pregunta cuando se tienen ingresos fijos, ahora imagínense en quienes los tiene de manera irregular. No se puede culpar a nadie, la realidad es que son situaciones bastante difíciles de planear, y pues tampoco se trata de ser tan cuadrado que nunca jamas nos demos la oportunidad de gastar en cosas por el simple gusto de hacerlo y nomas.

Así que en mi caso personal les contaré mi manera más o menos efectiva de poder controlar gastos sin tanto remordimiento, y claro que habrá expertos en finanzas que manejen por medio de formulas matemáticas y científicas el llevar gastos completamente controlados y planificados, los cuales no demerito en absoluto, mi punto es que finalmente cada uno se conoce y sabe manejar de manera individual, porque es bastante cierto, que lo que funciona para unos es diferente para otros. Y los invito a que también expresen sus opiniones y la manera en que a ustedes les funciona sus finanzas, e incluso si nada de lo que has hecho te ha servido, comparte tu experiencia, ya que si no te damos la solución al menos podrás desahogarte.

1. Agenda, lápiz y calculadora. Es quizás lo más trillado pero finalmente es lo más efectivo, porque eso de andarse uno ateniendo a la buena memoria de plano no es de fiar. Apunta por mes cada gasto que tengan que hacer: Pago de hipoteca o renta, luz, teléfono, gas, agua, despensa, tarjetas de crédito, departamentales, préstamos, colegiaturas, gasolina, etc. Aquí es importante especificar por mes cuales pagos son regulares, cuales son bimestrales, y cuales son de una sola vez. Organizar nuestros pagos nos ayudará a saber con cuanto contamos y con cuanto nos quedamos al final de cada mes.

2. Priorizar. ¿Tienen algún pago que en verdad les quite el sueño? siéntense como pareja o familia y hablen de manera directa y honesta, porque de otra manera solo le dan la vuelta al asunto. Sumen sus ingresos, resten sus pagos del mes y vean si lo que les queda puede servir para dar un poco más a esa cuenta que esta sobregirada. Revisen también que están pagando y si hay algo que de plano no vale la pena seguir teniendo (por ejemplo plan de telefonía celular, televisión de paga, membresía de club o gimnasio) y cancelen. El punto es obtener dinero y dejar de gastar en cosas que no son útiles de momento.

3. Comunica y vencerás. En el punto anterior les mencione sobre hablar sobre sus pagos y gastos, por lo cual es valioso el repetirles que la única manera de salir de deudas es la comunicación. Saber como pareja cuanto gana uno como el otro les ayudará a como manejar mejor sus deudas. olvídense de eso de que un hombre nunca le dice a su pareja cuanto gana o gasta, eso es una soberana tontería y más cuando hay compromisos de por medio como los hijos. Si tu hablas y dices con cuanto dispones, harás conciencia en los demás miembros de tu familia de como llegar a lograr un equilibrio financiero, que de otra manera resultará en un total caos.

4. Caja Chica. ¿Te ha sucedido al final de un día que te quedas con algún dinerito sobrante? Bueno, pues no lo gastes, guárdalo en algún lugar como un bote o alcancía y si te haces el hábito de hacerlo diario, veras como al final de unos cuantos muchos meses te habrás hecho de un buen ahorro, que quizás te ayude a pagar alguna cuenta. En mi caso personal yo soy de las que al final de cada semana agarro $100.00 o más y los pongo en un sobre, si llegado al caso tenemos un gasto inesperado ese “guardadito” nos saca de un buen apuro. Aclaró de una vez que esta es una idea muy aparte de una cuenta de ahorro o inversión bancaria las cuales también son necesarias tener.

Quizás mis ideas no sean en realidad la “Gran” panacea del universo, sin embargo en lo personal han sido de gran ayuda para nuestra familia, y nos ha enseñado y mostrado con cuanto contamos en nuestro presupuesto. Y si en algún momento queremos darnos un gustito, no nos descalabra tanto como si lo hiciéramos prácticamente a ciegas y desconociendo con cuanto tenemos en nuestras “arcas”.

Los adolescentes y el idioma del dinero 2 (trabajado es mejor)

En el post anterior a este tema hablaba acerca de la necesidad de fomentar en nuestros niños y adolescentes sobre todo, la importancia de tener su primer presupuesto, y en base a este el que ellos hagan conciencia acerca de los gastos que deben pagar a diario, y la responsabilidad que significa el manejar dinero que no solo se les da por obligación de parte de uno como padre.

La realidad triste y dura es que muy rara vez de esto los chicos aprenden algo que no sea que si se les llega a acabar el dinero antes de lo previsto, en su presupuesto asignado por semana, quincena o mes vuelven a pedirnos lo que les hace falta y muchas veces sin pensarlo se los damos. ¿Qué hacer? ¿Cómo enseñarle a mi adolescente que uno no siempre puede darles dinero para todo lo que se les antoje, sin parecer egoístas o llegar a tener un gran sentimiento de culpa paterno?

En mi experiencia con mis propias hijas creo que el asignarles trabajos ya sea dentro o fuera de casa es lo mejor para empezar. Si son menores de edad muy difícilmente o más bien imposible sera que entren a un Mc Donlads u otro de esos negocios a realizar sus primeros pininos laborales. Tengo una amiga que incluso cuando su hijo cumplió los 16 años lo mando a trabajar de cerillo al super, y aunque a no muchos padres les agradaría la idea aquí lo importante es generar en los chicos la conciencia de que para poder disfrutar ganancias fáciles a veces hay que “ensuciarse” un poco. Ayudar en las labores de casa no debería ser una manera de pagar a nuestros hijos ya que es responsabilidad de cada miembro de la familia el participar en ello por el bien general, pero hay algunas “labores” que pueden ser la excepción y en ese caso “pagarles” por hacerlo.

Cortar el césped si es que tienen en casa o de otros, lavar los coches ya sean los propios o de los vecinos, sacar a pasear mascotas, cuidar niños (si es que tienen la paciencia), son algunas de las cosas en que ellos pueden muy bien participar y de paso ganar su primer dinerito, que créanme después de realizar cualquiera de las tareas que mencione antes, aprenderán a valorar peso por peso lo mucho o poco ganado.

Es bueno también mencionar que al crear en ellos una mentalidad que no todo lo nuevo comprado por impulso o moda es por lo general lo mejor, les ayudará a tener una percepción más clara y objetiva acerca de adquirir por necesidad, a gastar por simple compulsión. 

Como podrán ver, hacer de nuestros hijos adolescentes, individuos capaces de manejar sus primeras finanzas personales no es tan difícil y complicado, solo se trata de tener un poco de creatividad para que tanto nosotros como ellos hagamos de el uso efectivo del dinero y su tiempo, una magnifica oportunidad de aprendizaje y de paso que resulte en un ahorro para el presupuesto familiar.

Como siempre si tienen alguna idea o sugerencia extra para el tema, los invitamos a que las escriban, ya que todo es nos es bueno para aumentar el conocimiento en general y así compartir incluso experiencias. Que tengan un gran inicio de semana y continuamos en familia… Salute!

Educación Slow: Como enseñar sin presiones a nuestros hijos

Recuerdo que cuando era pequeña allá por los años setentas, era muy normal que de las 2:00 a las 4:00 pm se cerraran todos los comercios de mi ciudad para que los empleados pudiesen ir a comer y descansar un rato a sus casas, para luego regresar con los animos renovados a trabajar y salir a las 8:oo pm, hora en que cerraban hasta el día siguiente para abrir nuevamente a eso de las 10:00 am. Los fines de semana algunas tiendas cerraban temprano y otras los Domingos no abrían. Actualmente las cosas son muy diferentes, y el acelerado y cargado estilo de vida que ahora se nos ha impuesto, hace casi imposible el concepto de “descanso”, tanto de quienes trabajan en los centros comerciales como los que estan en oficinas. Muy pocas veces se concede un tiempo decente para ir y comer sin prisas, mucho menos para tomarse al menos 20 minutos de descanso. Las nuevas legislaciones laborales imponen a los empleados tiempos record de comida y descanso para cumplir con su jornada diaria, y muchas veces seguir así con ese ritmo toda la semana hasta hallar un día aleatorio para descansar, y que rara vez son los fines de semana. 

Esta nueva forma de “vida” ha afectado no solamente en lo laboral y personal, sino que también se ha extendido ya a las mismas familias que al tener horarios dispersos de trabajo y escuela que les impiden coincidir para comer, convivir o incluso verse durante el día, provoca que nos volvamos exigentes con nuestros itinerarios buscando cualquier excusa para mantenernos aun más ocupados de lo que ya estamos, y trasmitiendo esta agitada filosofía tambien a nuestros hijos en sus apenas iniciadas vidas.

Mandarlos a la escuela ya no es entonces suficiente, tenerlos según nosotros “entretenidos” en horarios de 24 x 7 durante casi todo el año en actividades de tipo extra escolar como natación, futbol, pintura, ballet, etc. E incluso la mujer embarazada que pone a su futuro bebe a escuchar a todo momento música clásica, provoca lo que se conoce como hipereducación, es decir, exigirle a los pequeños un rendimiento equiparable al de un profesional con años de experiencia. ¿El resultado? Fracaso e insatisfacción segura y permanente. A continuación analizaremos esta problemática y lo que los expertos recomiendan como sanas soluciones.

Razones y culpables del fracaso escolar.

No es ningún secreto que cada vez más alumnos desertan de las escuelas, sobre todo a nivel secundaria y preparatoria, año con año, dandose este fenomeno principalmente en los países ocidentales. Se han señalado como presuntos responsables a los sistemas educativos y a sus profesores, lo cual en realidad no tiene mucho fundamento, dado que en cada país y region los tipos y sistemas de enseñanza varían, y aun mejorandolos el problema persiste.

Por otra parte los profesores culpan a los alumnos, tachandolos de ser ociosos y sin metas. Lo cual tampoco es cierto, ya que se ha encontrado que estas nuevas generaciones de niños y jovenes nacen con una gran motivación para aprender cosas nuevas, son curiosos e inquisitivos y dispuestos a procurarse de cualquier información que les rodee . ¿Qué sucede entonces? Según las ultimas investigaciones realizadas, son la sobre estimulación y la sobre exposición a multiples actividades y la presión para ser perfectos, los que estan provocando que los niños se agoten en poco tiempo y se nieguen a seguir adelante.

¿Te suena familiar todo esto que estoy mencionando? Si es así es tiempo entonces de empezar a practicar la educación “slow down”, que quiere decir en pocas palabras, llevarse ligera la manera de educar y estimular a nuestros hijos. ¿Y cómo se lleva esto a cabo? te estarás preguntando. Simplemente se tratá de hacer cada actividad lo mejor posible, en lugar de lo más rápido posible. 

La educación lenta es un concepto desarrollado  por Carl Honoré, periodista canadiense que propone esta alternativa de enseñanza como una agradable manera  de beneficiar a los niños y a los padres, permitiendo desarrollar generaciónes de niños saludables no solo física sino tambien mentalmente, sin la presión de horarios rigidos y la saturación de actividades semanales. Dando como resultado, que en lugar de tener al final del día niños agotados y agobiados, no por el juego o la creatividad, sino por la cantidad exorbitante de tareas escolares, además de las múltiples actividades que tienen después de salir de clases, niños descansados y felices, que verán la actividad más sencilla de una manera divertida y sin la presión obligada de hacerlo “perfecto”. 

Lamentablemente a veces se nos olvida que lo poco es bueno, y pensamos equivocadamente que lo mejor va de la mano de palabras como caro, sofisticado y de marca. Si aprendemos primeramente nosotros mismos a buscar espacios y horarios para compartir con nuestras familias, procurandonos actividades que nos unan y diviertan en lugar de solo “pasar el tiempo”,  estaremos dando los principales pasos para vivir de manera lenta y satisfactoria en lugar de rápida y sin sentido. Recuerda que tus hijos valoran y aman cada minuto pasado a tu lado, así que prefiere siempre el tiempo de calidad pequeño pero con amor e interes, al de mucha cantidad sin interacción con ellos. Los niños crecerán y los videojuegos  o juguetes caros se les olvidarán, pero jamas apartaran de su memoria los momentos pasados a tu lado. No olvides que en todo esto el equilibrio es la palabra clave para así lograr una mejor calidad en la educación de nuestros chicos. ¿Te animas a ser “slow” en lugar de vivir “fast and furious”? 

Como siempre agradezco sus comentarios y sus sugerencias, y si este artículo es de su agrado recomiendenlo a sus conocidos. Gracias y hasta la siguiente… Salute!

 Fuente consultada:

Revista Salud Alternativa. Edición 02/10

A %d blogueros les gusta esto: