Posts Tagged ‘libertad’

Por la libertad de correr…

Puedo contarte que en mi caso todo empezó cuando me di cuenta que el espejo me regalaba una imagen muy poco agradable sobre mi aspecto físico, y puedo contarte también que sabiendo que si seguía por el mismo camino, un día no sólo mi cuerpo se vería comprometido sino lo que era peor: mi salud.

Así que un día me lo propuse. Tenía muchas preocupaciones encima, muchos obstáculos personales y una serie de emociones encontradas que me animaban a mejor quedarme en la cama y rascar mis problemas en lugar de salir y afrontarlos. Pero mi voluntad y determinación triunfaron, y fue así como una mañana me puse mis pants, mis tenis viejitos (no tenía unos profesionales) y me salí a caminar. Camine y camine hasta que me canse y entonces me di la vuelta y regrese. Ese fue mi primer día con el ejercicio y aunque fue una lucha en las que hubo días en que prefería mejor seguir dormida, siempre me impuse a mi misma a dar un día más. Por mi, por mi salud, por la libertad de correr.

Se que no a todos nos viene bien el hacer algún tipo de actividad física, mejor conocida como ejercicio, sin embargo cuando comienzas a experimentarlo, a respirarlo, a vivirlo es cuando uno se da cuenta de lo importante que es salir de nuestros limites auto impuestos y de nuestra “sagrada” zona de confort para comprender que al menos 30 minutos diarios son más que suficientes para efectuar un cambio de 180° en tu vida.

¿Porque no intentarlo? Imponte hoy ese reto, haz lo que más te mueva, puede ser caminar, correr, nadar, etc. lo que sea que más te guste y comienza a creer que solo un día es el principio de tu propio camino a la libertad y a la salud.

Y si eres de los que puedes contar tu testimonio así como yo, te invito a ponerlo aquí en el blog y así motivar a otros a disfrutar no solo de un cuerpo delgado sino de buena salud. Que sigan tendiendo un excelente día. Salute!

Maria Montessori: Libertad para aprender

Maria Montessori nació el 31 de Agosto de 1870 en Chiaravalle, provincia de Ancona, Italia. Aunque en su epoca a lo mucho que podía aspirar una mujer era a ser maestra, en su familia se reconocía a que tuvieran cierta educación.
A los 14 años estudió ingeniería, luego biología, siendo finalmente aceptada en la facultad de medicina en la Universidad de Roma. Y aunque en un principio tuvo oposición por parte de su padre, finalmente se graduó en 1896 como la primera mujer médico de Italia. Fue contemporanea de Freud y desarrolló su propia clasificación de enfermedades mentales.
Empezó su trayectoria profesional en el campo de la psiquiatría, dedicándose a niños con retraso mental. Era tal su vitalidad que logró crear un método de enseñanza y estimulación que permitía a esos niños aprobar los exámenes oficiales italianos.
Aquel primer éxito causó mucho revuelo en la Italia de la época, pero Maria Montessori afirmaba que solo había permitido que los niños desarrollasen por sí mismos sus potencialidades naturales. Y, para demostrarlo, decidió orientar su trabajo a la enseñanza de niños sin necesidades especiales.
El principio básico de su método consiste en que los niños desean aprender, pero hay que enseñarles de una forma natural: con estímulos propios de la edad y, sobre todo, con libertad.
Esto lo confirma al conocer los trabajos de Johann Pestalozzi, pedadogo suzo que hizo enfasis en la preparación de los maestros, los cuales deben lograr un cambio en su persona primeramente y tener un profundo amor a su trabajo. también debe amor entre el niño y el maestro y la capacidad de este último de dejar al niño desarrollar sus capacidades sin imponerle el aprendizaje.
Montessori menciona que la educación se basa en un triangulo:
– Ambiente
– Amor
– Niño – ambiente
El amor se refiere al respeto, la libertad con responsabilidad, con límites y estructura. Valorarlo, fe, confianza, paciencia. Conocer sus necesidades. Empatía.
De hecho los adultos tampoco aprenden bien cuando estan obligados a ello, porque el aprendizaje depende mucho de la creatividad, de la atención y la motivación.
Posteriormente surge en Maria Montessori el interes por niños de 0 a 3 años, indicando que su educación debe iniciarse desde su nacimiento, desarrollando las comunidades infantiles como una propuesta para sutituir a las guarderías.
Los profesores de las primeras escuelas Montessori ya no eran las figuras dominantes de antaño sino que permitían al niño expresar sus gustos y preferencias. Las aulas dejaron de ser lugares oscuros, ambientadas solo con una pizarra y largos bancos, y se transformaron en espacios alegres, con elementos para jugar y aprender como cajas de colores, juguetes educativos, etc. El resultado fue espectacular: estos niños aprendían mucho más rápido y prácticamente no hubo fracaso escolar.
Por haber vivido tres guerras Maria Montessori se cuestionaba sobre el futuro de la humanidad. Decía que la salvación se encuentra en el niño. Vivió y trabajó para y por sus convicciones de que el niño era un ser diferente y que había que ayudarlo a desarrollarse. Toda su vida estudió, trabajó y difundió su filosofía. Murió en Holanda en 1952.
“No me sigan a mí, sigan al niño” Maria Montessori.

A %d blogueros les gusta esto: