Posts Tagged ‘comunicación’

Aprendiendo a Sacar Provecho a Nuestros Celulares

Es indiscutible que cada día la vida moderna nos envuelve más y más en una espiral de incontables tareas y vertiginosa velocidad, lo cual hace indispensable que podamos contar  con formas que nos ayuden a realizarlas de manera más sencilla y además de manera eficiente.

Desde la indispensable computadora  de escritorio, hasta las livianas y prácticas portátiles pasando por gadgets mas sofisticados como los Ipads, reproductores de MP3 y los más que solicitados y muy necesarios teléfonos celulares se hace evidente que estamos viviendo en una era de comunicación virtual e inmediata.

Y son precisamente los celulares los que nos hacen ver lo mucho que en la actualidad vivimos en dependencia de la tecnología portátil, ya que gracias a ellos podemos mantenernos en comunicación directa, a cualquier hora y desde casi todos los lugares en donde nos encontremos, con el resto del mundo. Sin embargo, y siendo el celular uno de los más necesarios y utilizados gadgets, es a la vez al que menos sacamos provecho en su uso, ya que irónicamente, aunque es al que  más le invertimos a la hora de gastar, buscando el último que haya salido al mercado y que sea el más novedoso y con la mayor cantidad de aditamentos, resulta que finalmente sólo llegamos a sacarle provecho a un 40% de su capacidad real.

Y es que no sólo de llamadas, mensajes de texto, fotos y ringtones se subsiste con un celular, ya que los de marcas reconocidas actuales como Iphone, Blackberry y Smartphones pueden aun sacarseles mucho mas y mejor provecho, ya que cuentan con un sinfín de usos y aplicaciones que los hacen herramientas poderosas a nuestro servicio. Lo cual hace justo que si se pagamos bastante pesos por hacernos del equipo celular del momento, sepamos al menos como usar sus demás características y funciones.

Entre las características poco usadas o ignoradas están por ejemplo:

1. El Calendario. Muchas veces nos quejamos porque a causa del ritmo acelerado de vida que llevamos, y las múltiples ocupaciones que traemos encima se nos olvidan citas, pendientes o actividades importantes. Cuando con el calendario que tiene nuestro teléfono celular contamos con un gran aliado a nuestra estresada mente, ya que al aprender a usarlo correctamente, nos ayudará a recordar por fecha y hora toda la cantidad de pendientes que tengamos no sólo en un día, sino también semanales, mensuales y hasta anuales, lo cual evitará perdida de tareas, pero sobre todo de un valioso tiempo que en ocasiones es  imposible volver a recuperar.

2. Libreta de contactos. Una libreta de contactos de celular bien organizada nos ayuda, no solo a marcar rápidamente el numero de teléfono deseado, sino que además nos ofrece la oportunidad de saber más en detalle a quien tenemos agregados y porque razones. Pero muchas veces nos sucede que solo vamos poniendo a la familia y amigos y a veces sin un orden, lo cual es un gran desperdicio, ya que también podemos tener programados los números de emergencia del doctor, dentista, policía, hospitales e incluso (por que no) de un cerrajero. El punto es hacer y tener una eficiente libreta de contactos que nos ofrezca la oportunidad de agregarle a cada uno la información extra que nos facilite saber más acerca de ellos, y así tenerla a la mano rápidamente.

3. Calculadora. ¿Alguna ves te ha sucedido estando en el super, algún restaurante o tienda departamental que necesitas de repente hacer algún cálculo? Y ahí andamos haciéndonos bolas con los dedos o buscando pluma y papel para tratar de hacerlo, cuando tenemos (y generalmente olvidamos), una calculadora en nuestro celular. En verdad que muy poco se le toma en cuenta y de ¡cuanta ayuda puede llegar a ser!

4. Bloc de notas y tareas. Igual de útiles pero al mismo tiempo igual de ignoradas. Si cuando andamos todos apurados tratando de anotar una dirección o lista de compras, nos acordaramos que tenemos estas grandiosas herramientas incluidas en el celular, ya no tendríamos que preocuparnos por cargar con pluma y papel en todo momento, y veríamos lo grandioso que fue a haber pagado por un celular de punta.

5. Camara multiusos. ¿Te ha sucedido que con las prisas ves un anuncio con algún contenido de interés o las especificaciones de un articulo en alguna tienda y no te da tiempo de apuntarlo? Pues tomale una foto, y de paso acuérdate que no solo para tomarle fotos al perrito sirve tu cámara. Incluso, si tienes un plan de navegación por Internet en tu teléfono, puedes descargar e instalar aplicaciones como el “Evernote”, que además de sacar fotos y almacenarlas en memoria, también se guardan en archivos virtuales que te permiten después el poder acceder a verlas desde cualquier computadora. ¡Y no sólo fotos! También documentos y notas.

 Ahora que hemos visto que nuestro celular tiene más funciones de las que usamos normalmente, podremos empezar a verlo con otros ojos, ya que estarás aprovechándolo al máximo, y al mismo tiempo saber que no fue un gasto por mera vanidad, sino una muy buena inversión. Y ya saben, si tienen comentarios o sugerencias son más que bienvenidas, lo cual nos ayudará a poder sacar más temas de interés para ustedes. Sigan teniendo una gran y familiar semana. Salute! 

Simplificar Finanzas Siendo Realista con mi Presupuesto

Es un hecho: Decir que planificar finanzas es solamente tener que hacer por escrito un presupuesto mensual, son meras palabras. Díganmelo a mi, personalmente me consideró una persona muy meticulosa en esa área, y sin embargo, mes con mes descubro con horror que por alguna razón “desconocida” gaste más de lo que planeé en nuestro presupuesto familiar. Ni yo misma me lo explico, porqué ¿Cómo entonces llegó a pasar que por ejemplo al final de un mes me pase por mas de $2,000.00? ¿En que gastamos de más si llevo de manera muy cuidadosa cada compra? ¡Vaya uno a saber! Lo que es un hecho es que a veces por más que uno se planifique, al final resulta que por alguna razón se nos va la mano.

Y no que uno no quiera, ni se esfuerce en lo posible por ahorrar, pero es cierto también que, a muchos nos gusta la buena vida, y darnos de ves en cuando ciertas, como decirlo, “permisiones”, sobre todo cuando sabemos que nuestra cuenta bancaria esta recién llenada con los pagos recibidos durante las quincenas, lo cual nos hacé sentirnos “poderosos” y caer en la tentación de darnos la oportunidad de gastar en ciertos “lujitos” que en otros casos los veríamos como totalmente innecesarios. Como por ejemplo, un fin de semana llendonos a comer a algún restaurante o comprarnos ese delicioso Frapuccino Latte Cajeta de Starbucks que tanto nos encanta, ya que total, por una vez no pasa nada, o al menos eso queremos creer.

La dura realidad llega cuando al hacer las cuentas, estas no cuadran, y entonces viene la pregunta que tanto nos atormenta ¿Pues en que gastamos de más? Y si eso ya es en si una dura pregunta cuando se tienen ingresos fijos, ahora imagínense en quienes los tiene de manera irregular. No se puede culpar a nadie, la realidad es que son situaciones bastante difíciles de planear, y pues tampoco se trata de ser tan cuadrado que nunca jamas nos demos la oportunidad de gastar en cosas por el simple gusto de hacerlo y nomas.

Así que en mi caso personal les contaré mi manera más o menos efectiva de poder controlar gastos sin tanto remordimiento, y claro que habrá expertos en finanzas que manejen por medio de formulas matemáticas y científicas el llevar gastos completamente controlados y planificados, los cuales no demerito en absoluto, mi punto es que finalmente cada uno se conoce y sabe manejar de manera individual, porque es bastante cierto, que lo que funciona para unos es diferente para otros. Y los invito a que también expresen sus opiniones y la manera en que a ustedes les funciona sus finanzas, e incluso si nada de lo que has hecho te ha servido, comparte tu experiencia, ya que si no te damos la solución al menos podrás desahogarte.

1. Agenda, lápiz y calculadora. Es quizás lo más trillado pero finalmente es lo más efectivo, porque eso de andarse uno ateniendo a la buena memoria de plano no es de fiar. Apunta por mes cada gasto que tengan que hacer: Pago de hipoteca o renta, luz, teléfono, gas, agua, despensa, tarjetas de crédito, departamentales, préstamos, colegiaturas, gasolina, etc. Aquí es importante especificar por mes cuales pagos son regulares, cuales son bimestrales, y cuales son de una sola vez. Organizar nuestros pagos nos ayudará a saber con cuanto contamos y con cuanto nos quedamos al final de cada mes.

2. Priorizar. ¿Tienen algún pago que en verdad les quite el sueño? siéntense como pareja o familia y hablen de manera directa y honesta, porque de otra manera solo le dan la vuelta al asunto. Sumen sus ingresos, resten sus pagos del mes y vean si lo que les queda puede servir para dar un poco más a esa cuenta que esta sobregirada. Revisen también que están pagando y si hay algo que de plano no vale la pena seguir teniendo (por ejemplo plan de telefonía celular, televisión de paga, membresía de club o gimnasio) y cancelen. El punto es obtener dinero y dejar de gastar en cosas que no son útiles de momento.

3. Comunica y vencerás. En el punto anterior les mencione sobre hablar sobre sus pagos y gastos, por lo cual es valioso el repetirles que la única manera de salir de deudas es la comunicación. Saber como pareja cuanto gana uno como el otro les ayudará a como manejar mejor sus deudas. olvídense de eso de que un hombre nunca le dice a su pareja cuanto gana o gasta, eso es una soberana tontería y más cuando hay compromisos de por medio como los hijos. Si tu hablas y dices con cuanto dispones, harás conciencia en los demás miembros de tu familia de como llegar a lograr un equilibrio financiero, que de otra manera resultará en un total caos.

4. Caja Chica. ¿Te ha sucedido al final de un día que te quedas con algún dinerito sobrante? Bueno, pues no lo gastes, guárdalo en algún lugar como un bote o alcancía y si te haces el hábito de hacerlo diario, veras como al final de unos cuantos muchos meses te habrás hecho de un buen ahorro, que quizás te ayude a pagar alguna cuenta. En mi caso personal yo soy de las que al final de cada semana agarro $100.00 o más y los pongo en un sobre, si llegado al caso tenemos un gasto inesperado ese “guardadito” nos saca de un buen apuro. Aclaró de una vez que esta es una idea muy aparte de una cuenta de ahorro o inversión bancaria las cuales también son necesarias tener.

Quizás mis ideas no sean en realidad la “Gran” panacea del universo, sin embargo en lo personal han sido de gran ayuda para nuestra familia, y nos ha enseñado y mostrado con cuanto contamos en nuestro presupuesto. Y si en algún momento queremos darnos un gustito, no nos descalabra tanto como si lo hiciéramos prácticamente a ciegas y desconociendo con cuanto tenemos en nuestras “arcas”.

5 Buenas Ideas Para: Recibir el Horario de Verano

Y pues de nueva cuenta llega a nuestro país el horario de verano. Esto significa que a partir de la madrugada del próximo 3 de Abril tendremos que adelantar 1 hora nuestros relojes. Obviamente a nadie le gusta que se nos quite una hora de nuestra existencia, sin embargo es cierto también que esto nos trae muchos beneficios, como por ejemplo que tarde más en anochecer, lo cual representa en algunos casos un significativo ahorro en el recibo de la luz. ¿Tú estas de acuerdo con el horario de verano? ¿Porqué? ¿Que beneficios representa para ti y tu familia? ¿Están ya preparados para recibirlo? ¿De que modo?

Y definitivamente siempre hay maneras para poder hacer de la llegada del horario de verano en lugar de una pesadilla, algo llevadero si es que tomamos previsiones. A continuación menciono 5 básicas, bastante sencillas y quizás hasta obvias ideas para recibir el nuevo cambio de horario sin que nos tome desprevenidos. Si tu tienes alguna que no haya mencionado, te invito a participar compartiéndola.  Salute!

1. Visualización. O dicho de otro modo más popular… resignación. Aunque claro que más que resignarse, el punto es desde ya empezar a pensar en el hecho de que nos guste o no, el cambio de horario se va a dar, así que es mejor en lugar de negarlo, hacer previsiones sobre empezar ahora si a dormirse temprano, aceptar el cambio de horario como algo necesario aunque no precisamente agradable, planear como voy a manejar mis actividades a partir de que entre el horario, etc.

2. Hablarlo en familia. Si desde ya además de empezarnos a mentalizar en la entrada del cambio de horario, nos tomamos unos minutos para platicarlo en familia, se nos facilitará mucho más el saber como serán las cosas a partir de ese día, y que podemos esperar si nos organizamos entre todos en cuanto a la hora de levantarse, ir a las escuelas, trabajos, etc. A final de cuentas el tiempo sigue su curso, y no se puede dar uno el lujo de quedarse dormido para luego salir a las carreras.

3. Poner los relojes en tiempo. La ventaja de que el horario de verano entre en la madrugada del Domingo, es que ya desde el sábado podemos cambiar el reloj, y así desde más temprano irnos acostumbrando para que no nos pegue tan duro el Lunes. Y el propósito claro es en ir ensayando, yéndose uno a acostar por ejemplo a las 10:00pm aunque en realidad sean las 9:00.Es difícil y cuesta pero pensándolo bien vale la pena hacerlo para así no pagar las consecuencias después.

4. Dejar preparado todo un día antes. Es increíble pero si la noche anterior dejamos ya preparados uniformes, ropa, zapatos, mochilas, lunchs, papeles e incluso algo ya recogida la casa, se siente uno menos presionado al día siguiente cuando nos despertamos, lo cual nos hace perder menos tiempo de andar buscando algo, y que trae por consecuencia que nos ayuda a salir en tiempo y sin el estrés de dejar todo en desorden.

5. Buena disposición. ¿De que sirven tantas buenos deseos si no existe la voluntad para hacerlos? Si se quiere ser efectivo, hay que tener la disposición y la voluntad para conseguirlos. Piensa que de nada sirve lo que uno se proponga si en realidad no se quiere hacer, y ahí nada, ni nadie nos podrá ayudar, sino somos primeramente nosotros mismos los que decidamos ayudarnos. Así que si tu propósito ahora que entra el horario de verano es en verdad hacerlo menos pesado y más llevadero no sólo para ti sino para toda tu familia, comienza entonces por pensarlo menos y poner manos a la obra. No es tan difícil después de todo. 

Papás Barco: El Reto de la Disciplina

Hay que aceptarlo: A muchos de nosotros que actualmente tenemos hijos adolescentes, nuestros padres nos educaron bajo parámetros bastante diferentes a los de hoy: Horarios de llegada restringidos, los amigos debían ser conocidos en casa, cumplir con la escuela, ayudar en casa, toda una serie de requerimientos y reglas ya que nos toco ser una generación de andar como se decía comúnmente “En cortito”.

Pero ahora las cosas han cambiado… Y mucho. Quizás algunos de nosotros no lo notemos, para otros quizás se este haciendo normal, pero lo que si es un hecho, es que lograr con nuestros hijos lo que lograron nuestros padres con nosotros en su momento, se esta convirtiendo ante nuestros ojos en algo así como una misión imposible.

 ¿Y porque de repente nos damos cuenta que ejercer disciplina en nuestros adolescentes se ha convertido en toda una odisea de gritos y aspavientos? Probablemente porque desde pequeños en lugar de darles lineamientos y reglas, los dejamos hacer su santa voluntad, o dicho de otra manera:  Nos convertimos en papás barcos, con una disciplina tan relajada que ahora vemos con horror que quizás estamos perdiendo el control sobre ellos, y son ellos ahora los que ejercen el control sobre nosotros.

Sin embargo, no todo está perdido y aunque no lo creas, estamos en estupendo tiempo de volver a tomar las riendas de lo que parece quizás perdido. Los adolescentes están en una etapa tan vulnerable y en busca de su propia identidad e independencia que es entonces el mejor momento para que de una manera inteligente de nuestra parte y sin utilizar el abuso de autoridad que ahora queramos ejercer sobre ellos, podamos conseguir que obedezcan cuando les pedimos que hagan ciertas tareas asignadas.

¿Quién no se ha dado cuenta al estar recogiendo el tiradero de la casa, con que tenemos los decibeles de nuestra voz a todo volumen tratando que nuestros hijos tiendan su cama, recojan su ropa o se pongan hacer cualquier cosa sin resultado alguno? Y de repente estamos en pleno campo de batalla con ellos amenazándolos con cualquier cantidad de castigos, y ellos contestando también a gritos o peor aun sin hacernos el más mínimo caso, lo cual finalmente termina en que nosotros seguimos haciendo de lo que nos quejábamos, y ellos siguen sin inmutarse ¿Te suena conocido?

Pues bueno te presento algunas ideas que no solo te ayudaran como padre a no volverte loco o loca, sino que además servirán para limar asperezas con nuestros hijos y llevar así,  una relación más sana.

1. Admite tus errores. Si, se que puede sonar algo “riesgoso” reconocer que mucho de estos problemas son principalmente nuestros, pero si queremos tener ante nuestros adolescentes credibilidad y congruencia, el primero paso es ser honestos con ellos y hacerles saber que si has sido permisivo muchas veces con sus obligaciones es porque tu lo has permitido. Tampoco se trata de hacer una sesión de culpas y recriminaciones, pero si ser firmes y comunicarles que si hasta la fecha les has permitido malas actitudes o no cooperar con las tareas de la casa, eso ya es pasado y ahora habrá cambios radicales. Algo que es muy importante aclarar: No se te ocurra por ningún motivo iniciar tus cambios mientras tu hijo esta escuchando su Ipod o jugando con su Xbox, mejor llevalos a un lugar neutral fuera de casa como una cafetería, así ellos se sentirán apreciados e importantes como personas adultas. También es muy buena idea elaborar una lista con las actividades que se deben llevar a cabo, y que escojan las que les resulten fáciles y agradables de poder cumplir.

2. Elabora un plan. ¿Te ha sucedido que a punto de acabar las vacaciones tus hijos se resisten a irse a la cama temprano y como consecuencia el primer día de clases se convierte en toda una pesadilla? Pues bien, así como en el anterior punto lo importante es dialogar y llegar a acuerdos, aquí lo que funciona es exponer con claridad y firmeza tus intenciones, hacerles saber que es importante dormirse a cierta hora, y que es necesario entre todos hacer todo lo posible para conseguirlo. Pero no te presentes como una dictadora, permíteles también opinar y dar sugerencias, así ellos se sentirán escuchados, y tendrás mas probabilidades que se comprometan y cumplan con lo acordado. Usen recordatorios ya sean escritos, por computadora o como mejor les acomode para así animarse a seguir adelante con sus propósitos.

3. Sean constantes. Recuerda que según los expertos, se necesitan tres semanas para formar un nuevo hábito y al menos seis meses para que se realice en automático. Así que entonces, la paciencia y la consistencia serán lo que nos ayude a continuar, y a no bajar la guardia a causa de un momento de debilidad o cansancio. Claro que decirlo es más fácil que hacerlo, no te desanimes si llega un día que parezca que todo vuelve a lo mismo, vuelvan a platicar y asegurate de hacerlo sin falta al siguiente día. Elógialos cuando sin pedírselos hagan sus deberes, pero tampoco los critiques si llegan a fallar, anímalos y diles que aunque es difícil y pesado de principio, con el tiempo se amoldaran.

4. No grites. Es común guardarnos todo lo que les pasamos a nuestros hijos, hasta que llega el momento que explotamos y comenzamos a gritarles para luego sentirnos fatal. En lugar de llevarnos por nuestra frustración de ese momento, intentemos hablar con ellos desde un principio con firmeza y asertividad, haciéndoles saber que no estas dispuesto a repetir mas de una vez lo que les pides. Si existe alguna razón por la cual no lo pueden hacer cuando se los pides, que te expliquen el porque, y si es aceptable, dale un plazo, pero subráyale que no debe ni retrasarse más, ni repetirse. Cuando les comunicas amablemente pero con autoridad lo que les corresponde hacer, te evitará futuras confrontaciones verbales innecesarias, y le permitirá a tu adolescente a no esperar a que en verdad te enfurezcas para saber que ahora si va en serio.

Ser padre de adolescentes y pre adolescentes no es tarea sencilla, y más en una edad en la que ellos creen tener siempre la razón, por lo cual resulta siempre importante practicar el dialogo franco, pero al mismo tiempo firme que nos ayude a que ellos sepan que aunque les amamos y estamos dispuestos a ser sus amigos, ante todo somos sus padres y como tales, deben respetar las normas que se les establecen por su bienestar y el de toda la familia.

Si tienes alguna otra sugerencia te invitamos a compartirla con toda nuestra comunidad y así beneficiarnos todos en conjunto. Que tengan un feliz fin de semana y que lo disfruten siempre en el calor de la familia. Salute!

Educación Slow: Como enseñar sin presiones a nuestros hijos

Recuerdo que cuando era pequeña allá por los años setentas, era muy normal que de las 2:00 a las 4:00 pm se cerraran todos los comercios de mi ciudad para que los empleados pudiesen ir a comer y descansar un rato a sus casas, para luego regresar con los animos renovados a trabajar y salir a las 8:oo pm, hora en que cerraban hasta el día siguiente para abrir nuevamente a eso de las 10:00 am. Los fines de semana algunas tiendas cerraban temprano y otras los Domingos no abrían. Actualmente las cosas son muy diferentes, y el acelerado y cargado estilo de vida que ahora se nos ha impuesto, hace casi imposible el concepto de “descanso”, tanto de quienes trabajan en los centros comerciales como los que estan en oficinas. Muy pocas veces se concede un tiempo decente para ir y comer sin prisas, mucho menos para tomarse al menos 20 minutos de descanso. Las nuevas legislaciones laborales imponen a los empleados tiempos record de comida y descanso para cumplir con su jornada diaria, y muchas veces seguir así con ese ritmo toda la semana hasta hallar un día aleatorio para descansar, y que rara vez son los fines de semana. 

Esta nueva forma de “vida” ha afectado no solamente en lo laboral y personal, sino que también se ha extendido ya a las mismas familias que al tener horarios dispersos de trabajo y escuela que les impiden coincidir para comer, convivir o incluso verse durante el día, provoca que nos volvamos exigentes con nuestros itinerarios buscando cualquier excusa para mantenernos aun más ocupados de lo que ya estamos, y trasmitiendo esta agitada filosofía tambien a nuestros hijos en sus apenas iniciadas vidas.

Mandarlos a la escuela ya no es entonces suficiente, tenerlos según nosotros “entretenidos” en horarios de 24 x 7 durante casi todo el año en actividades de tipo extra escolar como natación, futbol, pintura, ballet, etc. E incluso la mujer embarazada que pone a su futuro bebe a escuchar a todo momento música clásica, provoca lo que se conoce como hipereducación, es decir, exigirle a los pequeños un rendimiento equiparable al de un profesional con años de experiencia. ¿El resultado? Fracaso e insatisfacción segura y permanente. A continuación analizaremos esta problemática y lo que los expertos recomiendan como sanas soluciones.

Razones y culpables del fracaso escolar.

No es ningún secreto que cada vez más alumnos desertan de las escuelas, sobre todo a nivel secundaria y preparatoria, año con año, dandose este fenomeno principalmente en los países ocidentales. Se han señalado como presuntos responsables a los sistemas educativos y a sus profesores, lo cual en realidad no tiene mucho fundamento, dado que en cada país y region los tipos y sistemas de enseñanza varían, y aun mejorandolos el problema persiste.

Por otra parte los profesores culpan a los alumnos, tachandolos de ser ociosos y sin metas. Lo cual tampoco es cierto, ya que se ha encontrado que estas nuevas generaciones de niños y jovenes nacen con una gran motivación para aprender cosas nuevas, son curiosos e inquisitivos y dispuestos a procurarse de cualquier información que les rodee . ¿Qué sucede entonces? Según las ultimas investigaciones realizadas, son la sobre estimulación y la sobre exposición a multiples actividades y la presión para ser perfectos, los que estan provocando que los niños se agoten en poco tiempo y se nieguen a seguir adelante.

¿Te suena familiar todo esto que estoy mencionando? Si es así es tiempo entonces de empezar a practicar la educación “slow down”, que quiere decir en pocas palabras, llevarse ligera la manera de educar y estimular a nuestros hijos. ¿Y cómo se lleva esto a cabo? te estarás preguntando. Simplemente se tratá de hacer cada actividad lo mejor posible, en lugar de lo más rápido posible. 

La educación lenta es un concepto desarrollado  por Carl Honoré, periodista canadiense que propone esta alternativa de enseñanza como una agradable manera  de beneficiar a los niños y a los padres, permitiendo desarrollar generaciónes de niños saludables no solo física sino tambien mentalmente, sin la presión de horarios rigidos y la saturación de actividades semanales. Dando como resultado, que en lugar de tener al final del día niños agotados y agobiados, no por el juego o la creatividad, sino por la cantidad exorbitante de tareas escolares, además de las múltiples actividades que tienen después de salir de clases, niños descansados y felices, que verán la actividad más sencilla de una manera divertida y sin la presión obligada de hacerlo “perfecto”. 

Lamentablemente a veces se nos olvida que lo poco es bueno, y pensamos equivocadamente que lo mejor va de la mano de palabras como caro, sofisticado y de marca. Si aprendemos primeramente nosotros mismos a buscar espacios y horarios para compartir con nuestras familias, procurandonos actividades que nos unan y diviertan en lugar de solo “pasar el tiempo”,  estaremos dando los principales pasos para vivir de manera lenta y satisfactoria en lugar de rápida y sin sentido. Recuerda que tus hijos valoran y aman cada minuto pasado a tu lado, así que prefiere siempre el tiempo de calidad pequeño pero con amor e interes, al de mucha cantidad sin interacción con ellos. Los niños crecerán y los videojuegos  o juguetes caros se les olvidarán, pero jamas apartaran de su memoria los momentos pasados a tu lado. No olvides que en todo esto el equilibrio es la palabra clave para así lograr una mejor calidad en la educación de nuestros chicos. ¿Te animas a ser “slow” en lugar de vivir “fast and furious”? 

Como siempre agradezco sus comentarios y sus sugerencias, y si este artículo es de su agrado recomiendenlo a sus conocidos. Gracias y hasta la siguiente… Salute!

 Fuente consultada:

Revista Salud Alternativa. Edición 02/10

A %d blogueros les gusta esto: