Posts Tagged ‘finanzas familiares’

Utopía Financiera o Como lograr ser ricos

Dejen primeramente les aclaro el título, ya que no es precisamente que haya obtenido la formula mágica y milagrosa para hacerse uno millonario y con ello resolver nuestros problemas económicos, nada más lejos de eso, más bien a lo que me refiero es a que eso suele ser el objetivo supremo de casi todos los que somos simples mortales viviendo a través del salario mínimo: Lograr sin muchas complicaciones la tranquilidad de la riqueza anhelada. Punto aparte y como en otras ocasiones he mencionado, soy la menos capacitada para hablar de finanzas ya que no es mi área, además que existen blogs acerca de ellas que son escritos por gente especializada y experta en el tema de los dineros.

Aclarado el punto paso a contarles como prologo mi testimonio y experiencia personal como inicio y origen para el desarrollo de este post.

Hace 6 años aproximadamente tuve la desgracia de pasar por una fuerte crisis personal que me llevo a replantearme cosas tanto morales como materiales. Hablando más claro me divorcie, y si alguien que me está leyendo y ha tenido la desfortuna de pasar como yo por tan traumatico y doloroso proceso, sabrá de lo que hablo. Estos planteamientos tuvieron como primera parada el verme de repente sin una pareja y a verme a cargo de dos niñas de 8 y 4 años, así que el primer sentimiento que tuve fue de pánico ante la incertidumbre de saberme sin una entrada de dinero regular; aun así y a pesar de las circunstancias poco favorables que tenia delante mio puse manos a la obra para de lo poco sacar lo mucho, en pocas palabras gastar con moderación y ahorrar con sabiduría.

Y aquí es donde empiezo el porque del título del post ya que ante situaciones económicas adversas, estas regularmente vendrán acompañadas de decisiones y acciones que deberemos tomar para poder pasar de alguna manera “decente” nuestro bache tanto emocional como económico, ya que es muy cierto que las deudas agobian y deprimen. Habrá cambios en nuestros hábitos de consumo, buscaremos fuentes alternas de ingreso monetario, nuestras prioridades cambiaran y hasta de nuevo no ver a lo lejos el sol en el horizonte es muy probable que aquellas cosas que tanto anhelabamos se vean temporalmente pospuestas.

Y el que sean pospuestas no es malo, lo malo es vernos siempre visualizados en el mismo hoyo, tratando de conseguir el promedio del día, y con tristeza ver que a veces vivimos solo para trabajar y mas o menos subsistir, y te lo dice alguien que muchas veces paso por ese camino. Sin embargo es ahí donde, sino tenemos cuidado, nuestras mentes nos pueden llegar a jugar una mala pasada, y nos orillen a pensar que el ser ricos sólo es un sueño, una utopía. ¿Te suena familiar?

Porque siendo sinceros ¿A quién le gusta estar viviendo en la mediocridad financiera? ¿No es acaso el ideal de casi todos el vivir una vida de holgada economía no solo hoy, sino también para nuestra vejez? Sin embargo, las trampas mentales también aquí nos sabotean terriblemente, ya que el camino más corto y sencillo para conseguir liquidez rápida y fácil es la del tarjetazo de crédito o los prestamos bancarios, y no quiero con esto insinuar que estos sean malos, pero tampoco son buenos, ya que a fin de cuentas tomar dinero de estas fuentes nos ata a una deuda, una deuda de muchos meses, quizás años, así que antes de tomarlos habrá que considerar para que lo tomamos y si estamos en la capacidad y responsabilidad para cubrirla en cantidad y tiempo.

Entonces bien, ¿Qué hacer? Gracias a Dios que los bancos no solo se reducen a tarjetas de crédito o prestamos, ya que también nos ofrecen instrumentos como el del ahorro y las inversiones para sacar provecho a nuestro dinero y así lograr, aunque quizás no de manera inmediata el multiplicarlo. Es cierto, es lento, es desesperante pero ¿No es mejor esto y poder poner nuestra cabeza en la almohada cada noche con la conciencia tranquila, a vernos agobiados por el fantasma de los acreedores?

Así entonces la idea central es esta y me vuelvo a poner de ejemplo para ilustrarla: Yo tuve dos opciones: Me podía tirar a la tristeza y pedir prestado aquí y allá, o sentarme, sacar mis cuentas, pagar mis deudas y comenzar a ahorrar para así lograr el horizonte financiero con el que siempre había soñado. Opte por lo segundo, claro está y aunque de principio costo sacrificios en cuanto a dejar de adquirir ciertas cosas, estoy plenamente convencida que fue mi mejor y personal decisión. Además tuve también que sacar muchas veces de mi cabeza las palabras “No se puede” y cambiarlas por “Es posible si me esfuerzo”, se que suena utópico pero déjenme les digo que para nada descabellado o imposible. Si yo estoy poco a poco en el camino de lograr mi sueño se que cualquiera con disposición puede.

¿Existe en todo esto que acabo de mencionarles alguna formula mágica? La verdad no, todo se reduce sencillamente a empezar a usar el sentido común y a ver que la vida no se reduce únicamente a sobrevivirla, sino a disfrutarla usando con más sabiduría los recursos que tengamos a la mano. Si tu sueñas con una casa propia o pasar en el futuro algunos años de tu vida viajando, yo creo de todo corazón que es posible. Como dice el comercial ¿Y porqué no?

Obvio que se tendrán que hacer cambios en nuestros hábitos, yo tuve que hacer algunos y creo que han sido buenos, como el de usar al mínimo a casi nada mi tarjeta de crédito, tomar dinero cada mes y ponerlo en un fondo de inversión como ahorro, sacrificar salidas al cine, vacaciones caras y cocinar más en casa, lo cual en cada caso tiene su lado positivo.  Comprendo también que para cada caso en lo particular serán cambios de hábitos diferentes, y de acuerdo a la situación que estén pasando, pero a fin de cuentas es seguro que serán de beneficio.

Finalmente les cuento que no todo en la vida son nubes negras, y tuve la dicha de volver a conocer a alguien especial con quien uní de nuevo mi vida, y con mucha alegría constatar que tenemos los mismos ideales de vida futura, así que juntos estamos en plena construcción de nuestras metas y sueños, y claro continuando con los mismos hábitos. Así que entonces les pregunto: ¿Cuál son los sueños que quieres empezar a construir? y más importante aún: ¿Estas dispuesto a hacer TODO lo necesario para conseguirlo? Yo espero que tengan el valor y la determinación para que así sea. Salute!

Una nota final. Si quieres profundizar más en la manera de manejar eficientemente tu dinero te recomiendo leer los siguientes blogs de finanzas. Se que serán de más ayuda que mis limitados y neófitos conocimientos.

El peso Nuestro

Blog y Lana

Pequeño Cerdo Capitalista

Vivir Como Reina

Cabrona y Millonaria

Karla Bayly

Dinero Inteligente

Anuncios

Simplificar Finanzas Siendo Realista con mi Presupuesto

Es un hecho: Decir que planificar finanzas es solamente tener que hacer por escrito un presupuesto mensual, son meras palabras. Díganmelo a mi, personalmente me consideró una persona muy meticulosa en esa área, y sin embargo, mes con mes descubro con horror que por alguna razón “desconocida” gaste más de lo que planeé en nuestro presupuesto familiar. Ni yo misma me lo explico, porqué ¿Cómo entonces llegó a pasar que por ejemplo al final de un mes me pase por mas de $2,000.00? ¿En que gastamos de más si llevo de manera muy cuidadosa cada compra? ¡Vaya uno a saber! Lo que es un hecho es que a veces por más que uno se planifique, al final resulta que por alguna razón se nos va la mano.

Y no que uno no quiera, ni se esfuerce en lo posible por ahorrar, pero es cierto también que, a muchos nos gusta la buena vida, y darnos de ves en cuando ciertas, como decirlo, “permisiones”, sobre todo cuando sabemos que nuestra cuenta bancaria esta recién llenada con los pagos recibidos durante las quincenas, lo cual nos hacé sentirnos “poderosos” y caer en la tentación de darnos la oportunidad de gastar en ciertos “lujitos” que en otros casos los veríamos como totalmente innecesarios. Como por ejemplo, un fin de semana llendonos a comer a algún restaurante o comprarnos ese delicioso Frapuccino Latte Cajeta de Starbucks que tanto nos encanta, ya que total, por una vez no pasa nada, o al menos eso queremos creer.

La dura realidad llega cuando al hacer las cuentas, estas no cuadran, y entonces viene la pregunta que tanto nos atormenta ¿Pues en que gastamos de más? Y si eso ya es en si una dura pregunta cuando se tienen ingresos fijos, ahora imagínense en quienes los tiene de manera irregular. No se puede culpar a nadie, la realidad es que son situaciones bastante difíciles de planear, y pues tampoco se trata de ser tan cuadrado que nunca jamas nos demos la oportunidad de gastar en cosas por el simple gusto de hacerlo y nomas.

Así que en mi caso personal les contaré mi manera más o menos efectiva de poder controlar gastos sin tanto remordimiento, y claro que habrá expertos en finanzas que manejen por medio de formulas matemáticas y científicas el llevar gastos completamente controlados y planificados, los cuales no demerito en absoluto, mi punto es que finalmente cada uno se conoce y sabe manejar de manera individual, porque es bastante cierto, que lo que funciona para unos es diferente para otros. Y los invito a que también expresen sus opiniones y la manera en que a ustedes les funciona sus finanzas, e incluso si nada de lo que has hecho te ha servido, comparte tu experiencia, ya que si no te damos la solución al menos podrás desahogarte.

1. Agenda, lápiz y calculadora. Es quizás lo más trillado pero finalmente es lo más efectivo, porque eso de andarse uno ateniendo a la buena memoria de plano no es de fiar. Apunta por mes cada gasto que tengan que hacer: Pago de hipoteca o renta, luz, teléfono, gas, agua, despensa, tarjetas de crédito, departamentales, préstamos, colegiaturas, gasolina, etc. Aquí es importante especificar por mes cuales pagos son regulares, cuales son bimestrales, y cuales son de una sola vez. Organizar nuestros pagos nos ayudará a saber con cuanto contamos y con cuanto nos quedamos al final de cada mes.

2. Priorizar. ¿Tienen algún pago que en verdad les quite el sueño? siéntense como pareja o familia y hablen de manera directa y honesta, porque de otra manera solo le dan la vuelta al asunto. Sumen sus ingresos, resten sus pagos del mes y vean si lo que les queda puede servir para dar un poco más a esa cuenta que esta sobregirada. Revisen también que están pagando y si hay algo que de plano no vale la pena seguir teniendo (por ejemplo plan de telefonía celular, televisión de paga, membresía de club o gimnasio) y cancelen. El punto es obtener dinero y dejar de gastar en cosas que no son útiles de momento.

3. Comunica y vencerás. En el punto anterior les mencione sobre hablar sobre sus pagos y gastos, por lo cual es valioso el repetirles que la única manera de salir de deudas es la comunicación. Saber como pareja cuanto gana uno como el otro les ayudará a como manejar mejor sus deudas. olvídense de eso de que un hombre nunca le dice a su pareja cuanto gana o gasta, eso es una soberana tontería y más cuando hay compromisos de por medio como los hijos. Si tu hablas y dices con cuanto dispones, harás conciencia en los demás miembros de tu familia de como llegar a lograr un equilibrio financiero, que de otra manera resultará en un total caos.

4. Caja Chica. ¿Te ha sucedido al final de un día que te quedas con algún dinerito sobrante? Bueno, pues no lo gastes, guárdalo en algún lugar como un bote o alcancía y si te haces el hábito de hacerlo diario, veras como al final de unos cuantos muchos meses te habrás hecho de un buen ahorro, que quizás te ayude a pagar alguna cuenta. En mi caso personal yo soy de las que al final de cada semana agarro $100.00 o más y los pongo en un sobre, si llegado al caso tenemos un gasto inesperado ese “guardadito” nos saca de un buen apuro. Aclaró de una vez que esta es una idea muy aparte de una cuenta de ahorro o inversión bancaria las cuales también son necesarias tener.

Quizás mis ideas no sean en realidad la “Gran” panacea del universo, sin embargo en lo personal han sido de gran ayuda para nuestra familia, y nos ha enseñado y mostrado con cuanto contamos en nuestro presupuesto. Y si en algún momento queremos darnos un gustito, no nos descalabra tanto como si lo hiciéramos prácticamente a ciegas y desconociendo con cuanto tenemos en nuestras “arcas”.

A %d blogueros les gusta esto: